Conocer tu piel es el primer paso!

Si aún no sabes cuál es tu tipo de piel, sigue los siguientes pasos:

  1. Lávate la cara como lo harías normalmente.
  2. Una vez que hayas terminado, no te apliques ningún producto.
  3. Espera una hora y mírate al espejo.

¿Qué ves?
Si tu piel tiene brillos y un aspecto graso, lo más probable es que tengas la piel grasa. Si tienes un poco de grasa, pero sólo en la zona T, tu piel es mixta. Por último, si notas tirantez y no hay rastro de grasa, tienes la piel seca.

Desliza las imágenes para saber más sobre las distintas condiciones de la piel!

Espero que este post les haya servido 🤗

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en Instagram

Close